Pan de Vida

Nuestra Iglesia > Biografia Obispado

Obispo Humberto Diaz

Su vida

Nació un 31 de Octubre de 1909 en la ciudad de Temuco, Victoria. Desde su infancia se dedicó a las labores campestres, quedando huérfano a temprana edad, teniendo que ser criado al amparo de su hermana mayor Isabel, casada con el Hno. Erasmo Henríquez Vega, era el cuarto de 5 hermanos, creció en un ambiente familiar humilde y muy joven salió de su ciudad natal para deambular por varias ciudades hasta llegar a Santiago, donde se radicaría para siempre. Unos extranjeros le enseñaron la “Floricultura”, oficio que aprendió a la perfección, estableció un local de ventas de productos de consumo habitual(almacén), esto fue su sustento de vida. Contrae matrimonio en primeras nupcias con la Sra. Teresa Rojas en el año 1937, siendo padre de tres hijos; Pedro, Teresa y Humberto. En diciembre del año 1940 muere su esposa quedando viudo muy joven con tres pequeños niños, el desaliento vino a su vida pero Dios ya había empezado hacer una obra sanadora en su cuerpo, que lo llevo a soportar tan grande prueba. El Hno. Humberto recibió un profecía de una hermana, la cual le dijo: “El Señor enviaría a una mujer, no creyente, que se convertiría al evangelio y seria sanada de su enfermedad y que sería su nueva esposa y una madre para sus hijos”, esta fue la Hna. Rupertina Cid Cid, con la cual contrajo matrimonio en segunda nupcias el año 1941, que después sería la primera diaconisa de la Iglesia Cristiana Metodista Pentecostal. Después de muchos años trabajando fielmente para la obra del Señor, entregando todo en cuanto tenia para el crecimiento de la iglesia, siendo su frase característica “Ya le mande el cheque al Señor, él sabrá responder mi necesidad” parte al descanso en los brazos del Señor un día 17 de Julio de año 2001, como Obispo Fundador de la ICMP.


Conversión

En el año 1940 llega a la Escuela Dominical, del local de las Parcelas en las Condes, porque de muy joven había escuchado del evangelio, aburrido de la vida que llevaba y el vicio que lo tenia consumido se arrodilló y le pidió al Señor que necesitaba un cambio en su vida y que sacara todo lo malo de él, la misericordia de nuestro Señor Jesucristo se demoró 10 minutos en transformar al Hno. Humberto limpiando su vida de todo mal levantándose ese día como una nueva criatura, desde hay hace un pacto con el Señor de servirle hasta la muerte. En el año 1943 fue llamado al estudio bíblico de la Iglesia Metodista Pentecostal, que era dirigida por el Obispo Manuel Umaña Salinas (QEPD), obediente a la labor fue mandado a presidir escuelas dominicales a diferentes iglesias, también como ayudante y guía de algunas clases. Fue encomendado como guía en el sector Arrayán, Lo Barnechea, tiempo después el Obispo Umaña lo designa como pastor de ese sector, siendo rechazado por el Hno. Humberto, por tener a sus hijos pequeños y no tener un lugar estable donde radicarse. Después se traslada al Sector de María Elena apoyando en las labores eclesiásticas al Pastor Julio Asad de la Iglesia Metodista Pentecostal de Puente Alto, habiendo sido encomendado como guía del local de María Elena, ubicado en calle Porvenir siendo la estructura de la iglesia en sus comienzos una ramada de matas de zapallo. Finalmente el local, dependiente de la iglesia central de Puente Alto, se traslada a la Calle María Elena Nº 815 donde el Hno. Humberto cumplió labores de guía.


Su Ministerio

Después de la muerte del Obispo Umaña(año 1964) el Hno. Humberto abandona la iglesia de Puente Alto y como es voluntad de Señor que la obra crezca el 17 de Abril del año 1965 se dieron cita en la casa de la familia Pérez González para formar una nueva iglesia. En los inicios, el hermano Pedro Díaz, presidio por un breve período la congregación, pero movido por el Espíritu Santo, entrego las labores de pastoreo espiritual y administración material de la Iglesia a su padre Humberto Díaz Marchant, que guió con sencillez, pero con un poderoso respaldo de Dios. Un 25 de junio de 1965, en una solemne reunión, el Presbítero Víctor Pavez Ortiz, de la Misión Iglesia Pentecostal, ungió como Pastor al Hno. Humberto Díaz Marchant, constituyéndose aquel momento, como un día de gran Gloria y Gozo para la congregación de María Elena, dos años después fue investido como presbítero. El 24 de diciembre de año 1965 se reubicaron las bancas para realizar el primer culto en la nueva iglesia de Maria Elena, iglesia que comenzaba con su construcción en la propiedad del Pastor Diaz. El esmero y dedicación de los fieles, tuvo su recompensa un año después, el 8 de diciembre de 1966, al efectuarse en una solemne ceremonia la “Inauguración del Templo de María Elena” con la presencia de las más altas autoridades de la comuna de Puente Alto y de iglesias hermanas, gran sentimiento de gran alegría invadía al Pastor Díaz al ver el respaldo de Dios.

Asimismo, con la visión de llegar más lejos, se funda el 20 de Octubre de 1971 la Iglesia Cristiana Metodista Pentecostal donde el Pastor Díaz es nombrado como Director Superintendente General. María Elena próspero y fue visión divina, que fuera semillero de muchos siervos que tendrían por misión esparcir la gratas nuevas de salvación. En virtud de aquel mandato, el pastor Díaz en conjunto con su Junta de Oficiales, comenzaron la apertura de locales y ungimiento de Pastores para la nueva ICMP, Iglesia que ya estaba reconocida por las leyes vigentes de la época. Es así que 11 de Febrero de 1977 el Pastor Presbítero Humberto Díaz Marchant es investido con el grado mas alto que un hombre pueda llevar en el evangelio, siendo el primero Obispo de la ICMP. Después de muchos años trabajando para la obra a los 91 años de edad parte en los brazos del Señor, esperando ese gran día cuando el Señor con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; para resucitar y recibir al Señor en el aire y así estar para siempre con el Señor y recibir su galardón.